miércoles, 7 de septiembre de 2016

Entrevista a Anne Chapman sobre los yámanas

Historias del fin del mundo
Por Marcelo Somarriva Q.

   En 1960, Anne Chapman se encontraba en París trabajando en el Centro de Investigaciones Históricas del Museo del Hombre cuando conoció a la arqueóloga Annette Laming-Emperaire, que había hecho trabajos arqueológicos en la Patagonia y necesitaba gente para completar su equipo de arqueología. Fue Annette Laming quien primero le habló a Anne Chapman de Lola Kiepja, la última selk'nam que había vivido como indígena y la única chamán viviente. Hasta ese momento Anne Chapman había estado trabajando principalmente en Honduras; pero desde que decidió unirse al equipo de la arqueóloga sus investigaciones tomaron rumbo hacia el fin del mundo. A comienzos de 1965 Anne Chapman conoció a Lola Kiepja, en su casa de la reserva, cerca del lago Fagnano, en la Isla Grande de Tierra del Fuego. Ella acabaría siendo su principal informante y la matriz de una larga investigación en la que procuraría reconstruir el mundo material y principalmente ideológico de los selk'nam a partir de los testimonios de sus informantes y los relatos del etnólogo austríaco Martin Gusinde. Estudios que recogió luego en su libro fundamental "Los Selk' nam. La vida de los Onas" (Emecé 1986). Fueron precisamente todos estos años de trabajo de campo en Tierra del Fuego, financiados en parte por el Centre National de la Recherche Scientifique de Francia, los que le han permitido a Anne Chapman desarrollar sucesivas investigaciones etnográficas e históricas.

sábado, 3 de septiembre de 2016

Yamanas, canoeros de Tierra del Fuego

Por Luis Abel Orquera (1) y Ernesto Luis Piana (2)

Los indígenas canoeros, o nómades marinos, que vivían en el sur de Tierra del Fuego se llamaban a sí mismos Yámana, palabra que significaba primordialmente humanidad, humano, vivo, no muerto, con buena salud. Con ese término el grupo se individualizaba respecto de otros indígenas que hablaban un lenguaje diferente, así como de todos los pueblos distintos a ellos mismos. Como nombre auténtico de esos indígenas se debe respetar esa autodenominación del ser grupal. En otros escritos se los denominó de otros modos, como por ejemplo Tekinika, nombre que nunca tuvieron y que en realidad se originó en un malentendido del capitán R. Fitz -Roy. Más comúnmente utilizado es Yahgan (en la literatura en inglés) o yaganes (en castellano), pero este término no identificaba al grupo sino que fue creado por el Rvdo. Thomas Bridges en referencia a los aborígenes que ocupaban el Yagashaga, hoy canal Murray, y luego fue generalizado. Ya creada la Misión Anglicana en Ushuaia, algunos fueron bautizados con el término Yahgan como apellido, nombre que por esta vía llegó a tener un cierto y tardío valor de autorreconocimiento.

jueves, 25 de agosto de 2016

El descubridor ignorado

En 1878 Chiron excavaba en la cueva de Le Figuier con muy buenos resultados, por lo que decidió ampliar sus trabajos a la gruta que había visto al otro lado del valle. Su propietario, que la había acondicionado para guardar ganado, era un pastor, Jean-Louis Chabot, con el que tenía una buena relación y le permitió excavar en ella. Chiron empezó a excavar y enseguida dio con un nivel estratigráfico en el que abundaban los útiles prehistóricos. Pero lo que más le llamó la atención fueron unas líneas en las paredes que formaban una maraña indescifrable. Tras examinarlas se dio cuenta de que no eran naturales, habían sido grabadas y se trataba de trazos antiguos, pues una capa de calcita las había cubierto con el paso del tiempo. El arqueólogo aficionado creyó distinguir en aquella confusión de líneas la representación de varios pájaros con las alas abiertas. En realidad, se trata de varios mamuts superpuestos, aunque hay que reconocer que distinguirlos es casi una hazaña visual. Intrigado, hizo fotografiarlo todo y decidió comunicar por carta su descubrimiento a Mortillet, pues sospechaba que aquellos grabados eran prehistóricos.

lunes, 22 de agosto de 2016

Huevito de gallo

Comíamos de niños de esta planta silvestre que crece como enredadera en la región pampeana.
El fruto es arenoso y dulzón. Recientemente he notado que los agregan a la ensalada de fruta enlatada que se elabora en Mendoza. Debido a las podas es poco frecuente encontrarlo en la actualidad pero en cualquier campito de la provincia crece y nos puede dar una alegre sorpresa en una caminata.

domingo, 21 de agosto de 2016

El arte primevo Primeval art - Leopoldo La Rubia de Prado

Frente a las reticencias de muchos autores de aplicar el término "arte" al llamado arte prehistórico, se defiende la idea de que el arte primevo puede considerarse, a pesar de su especificidad, arte. En segundo lugar, pretendemos reflexionar acerca de las razones para el cambio de orientación de las representaciones paleolíticas (zoomórficas, más naturalistas) a las neolíticas (antropomórficas, con una marcada tendencia a la abstracción y el esquematismo). En tercer lugar, tras mencionar alguna de las teorías clásicas, se pretende buscar un marco referencial más amplio capaz de dar cuenta a través del propio mundo de la percepción humana de que el propio cuerpo humano representado en el arte primevo está ya en las cosas, no como algo distinto a ellas, de ahí el cambio de orientación y justificación de ambos tipos de representaciones, paleolítica y neolítica.

jueves, 11 de agosto de 2016

Tomatillo o physalis

Este fruto se puede encontrar en la provincia de Buenos Aires en estado salvaje, los chicos lo llamábamos huevo de sapo y lo comíamos casi a las escondidas cuando las bolsitas o farolitos se secaban y el fruto se volvía de color anaranjado fuerte. De sabor dulzón y ácido con fuertes reminiscencias al tomate tradicional pero que deja una aspereza en la lengua, no obstante es una simpática golosina entre los pibes.
Utilizado en la cocina francesa fresco o disecado se destaca por su sabor exótico.



Physalis angulata L tomatillo = Physalis capsicifolia Dunal, P. linkiana Nees, P. esquiroliiH.Lév., P. lanceifolia Nees, P. ramosissima Mill.
(Fam. Solanáceas)

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Los restos de la Cueva del Ciervo Rojo (China) apuntan a una nueva especie humana

En 1989 se desenterraron restos humanos en la Cueva del Ciervo Rojo, en China, de unos 14.000 años de antigüedad y sus investigadores creyeron que representaban a una población temprana de humanos modernos. 25 años después, el análisis de uno de sus fémures ha demostrado tener características que los diferencia de los humanos actuales y que en realidad se trataría de una especie desconocida de "humanos premodernos" que lograron sobrevivir en esta región aislada hasta mucho más tarde de lo que se creía posible, hasta el final de la última glaciación, llegando a convivir durante miles de años con otras especies más evolucionadas y cercanas a nosotros.

DEC18
http://arqueologia-paleoramaenred.blogspot.com.ar/2015/12/los-restos-de-la-cueva-del-ciervo-rojo.html

Fecha de publicación de la fuente utilizada 18 de Diciembre de 2015

EL HOMBRE DE LA CUEVA DEL CIERVO ROJO PUDO SOBREVIVIR JUNTO AL HOMO SAPIENS HASTA TIEMPOS MUY RECIENTES


martes, 24 de noviembre de 2015

¿Por qué el Estado Islámico saquea y destruye las antigüedades de Siria e Irak?

sábado, 5 de septiembre de 2015
http://mamvas.blogspot.com.ar/2015/09/por-que-el-estado-islamico-destruye-las.html

¿Por qué el Estado Islámico saquea y destruye las antigüedades de Siria e Irak?



Robert Fisk, La Jornada
http://www.jornada.unam.mx/2015/09/05/opinion/a04a1cul

¿Por qué el Estado Islámico (EI) hace volar en pedazos los magníficos artefactos de la historia antigua de Siria e Irak? La arqueóloga Joanna Farchakh tiene una respuesta única para este crimen único. En primer lugar, el EI vende las estatuas, los rostros de piedra y los frescos que tienen demanda entre compradores internacionales. Cobra el dinero, entrega las reliquias y hace estallar los templos y edificios de donde estas piezas provinieron para ocultar la evidencia de lo que fue saqueado.